SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

domingo, 8 de diciembre de 2013

GUERRA DE AUDIENCIAS minimalistas

Al principio de todo cuando comencé a escribir el blog, me hizo ilusión pensar que por arte de cibermagia personas que no conocía de nada podían leer mis reflexiones. Es una sensación que me recuerda cuando la señorita leía mi redacción sobre la primavera delante de todos y por un momento me creía alguien importante... hasta que la leyó mi hermana y se dió cuenta que era la letra de una canción que cantábamos siempre en casa... jajaja... duraron poco los momentos de gloria.
Empezar con esto fue un juego y una forma de adquirir algo de disciplina conmigo misma y con las musas. Mis intenciones no iban más allá.
Eso sí, mientras tanto iba procurando averiguar qué era eso de los gadchets o witchets o comosellamen, y me fijé también que podía saber cuántas personas me leían con sólo darle a un botón. Ahora entiendo eso de que la curiosidad mató a la gata (de ansiedad, parece ser...)
Y oye, que me leían... qué ilusión. Pero ahora viene la segunda parte. Si me leen, ¿porqué no dicen si divertido, interesante o guay?¿es que les soy indiferente?¿es que han entrado a leerme más de cinco mil veces, y no les he provocao casi nada en sus cuerpos?.
Y para no dejarme llevar por la infame indiferencia, me digo que no importa, que siempre escribí para entretenerme y nunca me importó que nadie me leyera.
Pero no me convenzo y me pongo a averiguar el tránsito de mis entradas, o sea, de donde vienen... y uff, me quedo bastante más tranquila porque el ochenta por ciento de las ellas son de una página que me ofrece valorar mi blog en dólares. Vampirestat se llama. Su nombre lo dice todo .
Además está lo de la procedencia del público. 1 en China, 3 en los países bajos,1440 en Estados Unidos, algún que otro alemán, francés, ucraniano...
Y nadie dice ni mu. Bueno miento. En honor a la verdad tengo varias lectoras (creo que tres o cuatro) que de vez en cuando me animan a seguir, cosa que les agradezco en el alma.
Porque confieso que he caído en la vanidad de desear que me lean, y no sólo eso sino que pretendo llegar a algo. A poder ser remunerado... Qué horror. He perdido el norte para hundirme en el mar de mis vanidades. Por eso estoy en blanco. Porque Tutatis se ha mosqueao conmigo y me ha dicho que a los dones no se les pone precio. Que hay que compartirlos de gratis... Notejode ...
Yo que ya me veía escribiendo encima de la cama frente a la chimenea como la de "sexo en Nueva York"... en fin, que vuelvo al punto de partida y me dedico exclusivamente a divertirme. Aunque no voy a poder evitar nada más que publique esto, el estar entrando y saliendo de las estadísticas al público, deseando que no vuelva a aparecer el vampirestat ese de mis entrañas.