SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

martes, 20 de junio de 2017

LAS COSAS COMO SON

No voy al psicólogo porque necesitaría cuarenta y ocho años para resumirle mi vida, y no terminaría de conocerme.
Si no me conozco yo, ¿quién me va a conocer?
A lo sumo, le sonaré de algo, depende de la frecuencia con la que vaya a visitarlo.
Además para cuando empezara realmente la terapia, tendría noventa y seis, y no sería la misma que la mitad de años atrás.
Total: facturón por prestarme a hacer un soliloquio que parece un monólogo porque en algún lado, alrededor del diván, hay un par de oídos que vaya "usté" a saber en qué están pensando mientras les cuento mi vida..
Entonces prefiero escribir. Que visto en letra, estar loca es incluso original y a veces hasta gusta lo que escribes e incluso tiendes a caer bien.
Algún piropo, cae de hecho...
Y así me reparto, me sale casi gratis, y la cosa no es tan intensa como la consulta, la psicóloga, mi vida y yo.
Es que me da hastío solo de pensarlo...
Sin embargo el psiquiatra si, ¿ves?
(Drogas de diseño a parte ), que la cosa está muy mala, y sale muy caro en la calle pagar para vegetal arbusto. Digo para vegetar a gusto.
Las cosas como son.
Las cosas, ¡cómo son!.
Pero... ¿Cómo pueden ser así las cosas?
Pues así son.

EL POEMA INQUIETO


El león no quiere
ser más rey de la jungla,
y Blancanieves dice
que no hay príncipe
que valga.
El lago Ness se secó,
y no había monstruo
ni nada.
Los cuatro jinetes
del apocalipsis
van andando,
y sus caballos cantan
un réquiem
relinchando por el mundo.
Hilvanando sus redes
de perdición, de mediocridad
de impotencia.
Intentando enredarnos
en ellas.
Los girasoles sin saber
dónde mirar.
Las procesionarias
desperdigadas
intentando recuperar
su norte
que huele a pino.
Notas musicales, percusión.
La razón perdida.
Y la tierra yerma, resquebrajada.
Y un puñado de locos
intentando
hacer creer a los demás
que a pesar de todo
la belleza existe,
siempre que se cultive
desde el interior.
Que la risa se contagia,
que un abrazo
puede significar la diferencia
entre lleno y vacío.
Que una simple poesía
o cuento o canción,
pueden llegar a acariciar
el alma.
La lluvia no quiere caer.
Y el mago Merlín, dicen
que se ha puesto en huelga.
Me pregunto
hasta dónde seremos
capaces de llegar...
Voy a hacer de estatua
sólo un rato.
A ver qué pasa...

ODA A CUALQUIER COSA

Un mono loco me sigue,
parece
que me ha visto mona.
Un pe
lotero escarabajo
me arroja su pelota
preciada,
Y en dos pasos y un mate,
la encesto en un cocotero.
Cáeme un coco en la cabeza
que me deja noqueada.
Veo estrellas y colores,
tambores lejanos oigo.
La percusión del alma.
Piedras sobre mi tejado
resbalan bajo lluvia enajenada
y caen.
Cientos de hormigas vagan
desnortadas,
porque algo rompió
su marcial formación.
Me comería una aceituna.
Y estos versos malditos
sucumbirán
ante las mágicas llamas
de la hoguera de San Juan
la noche del 23 de Junio
entre deseos malogrados
y malos augurios.
Después ya podré
convertirme
en limaco o en flor.
O en prosa reflexiva
O en amorosa morsa.
Cualquier cosa
antes de seguir paseando
entre versos presos
que no sé de dónde salen
ni cuál es su destino exacto.
Sólo que me traspasan...
¡Quiero jugar!
- Hola, ¿se puede? -

¿QUÉ LE PASA A LA POESÍA?

Pensaba en mi encontronazo personal con la poesía, que eso fue exactamente, y por qué es un genero mayormente minoritario.
No es que sea una experta en el tema, que va, para nada...
Ni siquiera tengo argumentos para aseverar lo que voy a decir, así que lo dejaremos en una observación totalmente subjetiva y parcial.

Para mí que depende de dos factores.
El primero y más importante es que es un tipo de expresión cargado de sensibilidad. De imágenes, de emociones.
En este mundo moderno de ciegos sordos y mudos, la sensibilidad yace medio ahogada en medio de palabras vacías, de sensaciones superficiales y de emociones empaquetadas y listas para consumir, sin hacer el menor esfuerzo.
Y la segunda es que a la poesía le falta alegría.
La nostalgia, coprotagonista en muchas de ellas, puede producir lumbalgia, vagancia, decadencia o cualquier tipo de alergia sentimental.
El amor corre peligro de ser devorado por sus múltiples madres coloridas y aladas, vulgarmente llamadas lepidópteros.
El desamor es capaz de enmudecer, palidecer, embrutecer, adelgazar y engordar a un tiempo.
Amaneceres atardeceres, lunas llenas, nubes en sus diferentes colores y formas, vientos, brisas, tormentas en tierra o mar, oleadas de agua o de sentimientos, estrellas y demás constelaciones, pueden hacernos sacar los pies del tiesto y que salgamos volando, con riesgo de perecer ahogados entre anticiclones, borrascas o líneas isobaras o de arco iris.
O a lo peor pueden hacernos perder la gravedad.
La proliferación de delfines, unicornios, caballos alados, sirenas , lobos, búhos, mariposas, luciérnagas, chicharras , así como diferentes especies de pájaros tan dispares como el colibrí, la paloma blanca y el gorrión común ( también llamado pajarillo), hacen que las demás especies parezcan bastante poco poéticas. ( Por ahí empieza la extinción.)
Y esto no está bien...
Con plumas, sangre, corazones rotos, emociones y cuerpos desnudos y sentimientos al viento, se construyen diferentes pócimas, cada una para un momento.
Pero vienen sin instrucciones, a bocajarro.
Para que las disfrutes o te comas el tarro, con el riesgo de cortocircuito neuronal que esto conlleva.
A la poesía le falta alegría, palabras que salgan disparadas de un tobogán, ideas que anden en zancos, túneles del la risa, heavy metal ( pero en balada).
Le faltan mocos, chicles, lechugas y magdalenas y churros y rosquillas.
Le falta el aroma de la hierbabuena y de la hierba recién cortada. Bueno, el de la recién cortada no. Tampoco...
Le falta brío y le sobra frío extremo y calor sin fin.
Fregonas y trapos de polvo, parabrisas...
Caca, pedo, culo, pis. ( Siempre es mejor empezar por el principio)
Total, que llego a la conclusión de que a la poesía le sobra corazón, pero le falta alegría.
Demasiados efectos secundarios que no se ven, pero se sienten, se sientan y se asientan.
A ver si no es para pensárselo...

lunes, 12 de junio de 2017

¿Y QUÉ PINTO YO AQUÍ?




En las horas quietas
de la mañana
bajo el manto 
del canto revoltoso
de los pajarillos,
respiro calma inquieta.
En el comienzo
de un nuevo día
de sol y flores
mis dedos recorren
el teclado como posesos.
Un lienzo en blanco
pendiente de colorear,
teñir o desteñir.
Quizás mañana
no esté aquí...
Pudiera ser
el último cuadro que pinto.
Así que saco la paleta
y me da por utilizar
sólo ciertos colores.
Los del amor y la esperanza.
El de la comprensión
que no es tolerancia.
el de la cultura sin fin,
también el de la utopía,
así como el color ternura.
Y me pongo a dar
vueltas al pincel
como bailando danza pagana.
Y cuando termino,
de laurel pinto una hoja.
Que estando la vida
como está
pintar en lienzo blanco es
como deshojar margarita:
No hay garantía,
pero ante la duda
ayuda a las musas pido.
Y encomendándome
a los astros
pinto en mi hoja blanca
sueños... de cupido no,
sólo de amor, de sino o destino.
Y me quedo largo rato
pensando
cómo se plasmarán éstos,
sin tener tintura incondicional..
.

BOLERO

Hoy la tarde juega
con aromas de bolero.
Y en lo profundo,
la niña que fui
vibra en esa música
que habla sobre amores
de verdad,
sobre amores imposibles, robados,
regalados, sincopados.
Y mi calma se transforma 
en tango 
arrebatado, 
en quinta sinfonía,
en la canción del olvido.
Los recuerdos pasan
delante de mis narices 
contoneándose,
sacándome la lengua.
Y me pongo a bailar
o a hacer el pino puente.
De repente ya
no quiero escribir.
Sólo impregnarme
de ese leve instante
en que un bolero suena
y los pájaros
le hacen voces.
Sólo respirar esta fragancia
que desde niña,
revoluciona todo mi ser
irremediablemente.
Sólo evocar ese tiempo
donde fui protagonista
improvisada
de alguna de sus letras.
Bendita música.
Malditos boleros.
Que me encantan
y me ponen triste a la vez.
( Ahora, que si tú
me dices ven...)

jueves, 8 de junio de 2017

DE LO QUE NUNCA NOS DIJERON SOBRE EL AMOR

El odio es amor disfrazado de venganza, pero para quien lo practica, únicamente es amor.
Por lo que le quitaron o por lo que se fue.
Por lo que pudo ser y no es.
Del amor había escuchado los aleteos de las manidas mariposas estomacales
y también que es ciego.
Ahora sé que las mariposas sólo son el reflejo de un vacío que una vez lleno, las aplasta y mata dejándolas convertidas en una rutina más o menos sociable.
Y que el amor este de príncipes y princesas que nos contaban en los cuentos de niñas, es sólo eso: parte del cuento.
Hoy sé que el amor, además de ser ciego, puede ser sordo, mudo, leve, ancho, hondo, risueño, con gafas , de guante blanco o traicionero.
Ecológico, práctico, animal, vegetal, incluso mineral.
Etéreo, corpóreo, platónico, irónico, físico o plástico.
Paternal, fraternal, materno filial. Homosexual, bisexual, heterosexual transexual o pansexual.
Monoparental y excluído social.
Gordo, flaco, alto, bajo.
Veloz, lento, áspero, ácido, cítrico , cómico...
Duradero o fugaz.
Según he podido comprobar, puede adoptar la forma de cualquier cosa o ser vivo.
No puede ser...
Aquí hay algo que no me circula...
Demasiada asignatura para tan pocas horas de estudio.
Ahora comprendo por qué la línea entre el amor y el odio es tan fina:
Odiar es facilísimo, mientras que amar... amar, no se sabe muy bien.
( Ahora ya me cuadra).
" ¡ Así va el mundo, San Beremundo!".
P.D. : Se me ha olvidado nombrar el amor incondicional. Qué tonta.

"CUANDO LLEGA LA PRIMAVERA TODO CANTA EN EL TIROL"

Tengo un lío hoy con mis personalidades que no puedo con él.
La alter friego , qué está hasta las narices de limpiar, que me busque otro curro mejor, o que publique el puñetero libro- excusa de una vez.
La after ego, que si no domino el word, que aprenda, que ya tenía que tenerlo aprendido hace mucho...
Cuando les voy a contar las cuarenta, escucho a la romántica cantar con la guitarra no sé qué de una noche tibia de plenilunio, me toca la fibra y me pongo a llorar cual Magdalena .
Y a la que deja de tocar y viene a consolarme, Alterofelia en camisón errando por la casa con la mirada perdida musitando cierta cancioncilla de amor desesperado.
Mientras, el "Manué" haciéndole quites como si la toreara con una muleta imaginaria...
La casa es pequeña, y vivimos cuatro, además de yo, yo, yo ,yo y yo.
Siento cierta angustia de la que viene a sacarme la pasota , que me dice:
No te rayes, tía, haz las maletas, vente pa mi kely en mi buga, nos bebemos unas litronas , un par de chiribitos y que las ondulen a todas con la permanén...
No te jode... Sólo le ha faltao decir mi "kely es tu kely"...
- ¡Manuéeeee, por soleares nooo, haz favoor...! -
...Es que si me lo cuentan, no me lo creo...

lunes, 5 de junio de 2017

DESDE EL OTRO LADO

Desde lo profundo
de la tierra
surge un quejido bronco
en forma de lava,
de temblor, de alud,
de riada.
La tierra adolece
y se queja.
Desde los oscuros abismos
del mar
saltan olas
como edificios.
Peces y gentes flotan
en sus embravecidas aguas,
o en sus aguas calmas
como tributo al desatino,
la estúpida insensatez
la desvergüenza
el desvarío.
Traspasan
sus gritos gélidos
los corazones henchidos
de impotencia suma.
El mar duele
y se resiente.
Desde lo más alto
el astro rey escupe
rayos que queman
y no calientan.
Que evaporan el agua,
que provocan hambrunas.
Los cuatro elementos
( sin los cuales
no somos)
nos dan señales
de alarma constantes.
Y aquí nosotros
sordos, ciegos y mudos.
Perdidos entre nuestras 
propias ensoñaciones
y el " divide y vencerás"
que sigue siendo
la estrategia de guerra
más antigua y efectiva.
Sólo es cuestión
de tiempo.
El tiempo de un reloj
que tal como avanza
va restando los minutos
que nos quedan
para seguir muertos
en vida
o despertar de una vez
por todas, por todos,
por todo.
Ojalá llegue el día
en que Esperanza
deje de limitarse a ser
un simple nombre
de mujer.

ANTENAS

Las miradas hablan
los silencios dicen
las palabras revelan.
La brisa insinúa
y el movimiento me seduce
en su expresión o en su quietud.
La música descubre universos.
Y mis antenas lo reciben todo.
A veces me quedo muda,
 sin saber qué decir.
Sumergida en un mar
de subjetividades
en el cual quedo flotando
mirando al cielo y esperando
que la deriva me abandone
en alguna duna cálida
de cualquier playa perdida.
Descansar, dormir, respirar.

QUERIDO UNIVERSO

Querido universo : interés tela tengo en que se alineen los astros estrellas, via láctea, meteoros y agujeros negros cercanos y de más lejos y se traguen este planeta como si fueran aspirador gigante.
Así por fin, sus descerebrados habitantes dejarán, unos de sufrir y otros de hacer el hijoputa de una vez por todas de un plumazo y por fin podré reinar a mis anchas.
Esperando que mi ruego sea escuchado, se despide atentamente :
(la nada).

AUTOPISTAS SECRETAS

Ellas, tan sugerentes,
se deslizan lenta
o rápidamente
y se abren o se cierran
como flores.
Descubrimientos
o caminos de vuelta
que dejan dulce sabor.
Pequeñas autopistas
que arrancan
hacia lo escondido,
lo sensible, a veces
hacia lo prohibido.
Largas, cortas
o medianas.
Estratégicas o insólitas,
todas cantan
esa casi imperceptible
canción de bienvenida
o despedida,
según su dirección.
Me gustan las cremalleras
y los misterios
a los que dan acceso.
Me encandilan cuando brillan,
como señal que ilumina
la oscuridad.
Me agrada bajarlas lentamente
y subirlas de igual forma.
Como danza
de seducción ritual,
que descubre
paraísos carnales
a cuentagotas.
Curioso invento, estos
simulacros de autovía...
Que lo mismo te dan acceso
al este del edén,
que pueden incluirte
directa en el infierno.
Palabra
que no debiera existir,
en el vocabulario
de tan delicadas fronteras.

ANOCHECER EN PRIMAVERA

En la quietud de este calor
de anochecer
encuentro ganas
de seguir respirando.
En mi locura inquieta
rebusco la excusa
perfecta
para no perderme
en la tiniebla.
Entre mis brazos
un hueco
siempre disponible
va cambiando
caprichosamente de forma,
dependiendo
a quienes tenga que acoger.
Pienso en el mar
y en unos ojos oscuros
sin fondo.
Y en el eco lejano,
me parece escuchar
voces nuevas
que algún día ya conocí.
Paz. Niños en la calle.
Amistad. Quietud.
Siempre hay algún motivo...

LA HUELLA DEL GATO T. Y A.


Iba por ahí, vagando hacia ninguna parte, cuando me he cruzado con el gato que estaba tan triste y azul en aquella canción.
Teñido de verde y supercontento.
Lo he reconocido al primer maullido, cuando sin querer le he pisado el rabo.
 Después de pedirle disculpas, le ha emocionado tanto sentir que alguien lo relacionara con el famoso brasileño, que me ha contado su verdadera historia después de degustar una lata de atún con "abrefácil" imposible de abrir, que gracias a mi navaja multiusos, ha podido por fin meterse entre pecho y espalda.
Después se ha lamido y relamido, y ya panza arriba, me ha confesado que sólo le tiñeron de azul para la canción y que de triste nada, que sólo tiene la mirada desvaída por herencia genética.
Y encima el tío que cantaba no había pasado ni del primer curso de interpretación de maullidos.
Vamos, que todo lo que cantaba que decía el gato, pura falacia y ganas de figurar...
Y además no le pagaron y fue el "hazme reír" de su barrio durante mucho tiempo, porque el azul cobalto que le pusieron, no quedaba nada natural.
Me he quedado helada.
Le he dao una palmada en el hombro izquierdo, le he dicho que no somos nadie, y me he alejado sin mirar atrás.
Bueno, en realidad he mirado con el rabillo del ojo, y creo que estaba muerto.
No sé si por la palmada, por el reconocimiento o simplemente porque ya le tocaba cambiar de vida, que para eso tienen tantas...
Desde entonces sigo errando, si.
 Pero con una especie de tristeza verde azulada, que no se la deseo a tres o cuatro como mucho.
Un sinvivir, vaya...

DE REPENTE

De repente
me he dado cuenta
que " para siempre"
sólo dura un momento.
El que tarda en ser expresado...
Porque al segundo siguiente ,
lo que era presente
se convierte
en pasado.
Y lo que era futuro,
ahora es ya presente.
No se puede atrapar
el tiempo.
Por muy grande que sea
el cazamariposas.
 Aunque no sea
made in China ni Taiwan.
El tiempo inexorablemente
viene, saluda y se va.
Nunca diré más
"para siempre".
Espero que jamás
se me olvide.
Eso sí, seguiré amando
a cada rato, incluso
hasta la eternidad.

SENSIBILIDADES

Uno está sensible porque no le han invitado al cumple, otro porque le han invitado, pero una vez allí, se han metido con él. 
El otro blando como higo porque ve a sus hermanos sensibilizados y el que no está, porque está convaleciente. 
Yo, ... en fin, que me miro el pie, y me dan ganas de sacarlo a la barandilla del balcón y cantarle una saeta...
¿Alguien insensible por ahí que necesite una transfusión urgente? 
La tengo regalada...

SOLUCIÓN DRÁSTICA

Quería decirle tantas cosas 
en tan poco tiempo 
que decidí contarlo todo 
en un beso. 
Al final, mi lengua quedó 

en entredicho y hecho.

MAGIA POTAGIA

Perdida entre las raíces
retorcidas y enmarañadas
de los manglares de la emoción
mi corazón se arruga
como uva tumbada al sol,
como estrella de mar
posada en la arena,
como lana lavada
en agua caliente.
Llenando los vacíos
con música,
con ternura y letras.
Laberinto de callejones
angostos
donde a menudo falta
oxígeno en el aire.
Al final, todos buscando
lo mismo.
Corazones sanos solitarios
donde acomodarse,
donde albergar la temida,
la mal querida soledad.
Sin darnos cuenta
que aunque nadie ocupe
el asiento vacío a nuestro lado,
nunca estamos solos.
Soledad y vacío no es
lo mismo.
Aunque lo parezca.
Por eso, en soledad,
vuelvo a rellenar mis vacíos
con arte, silencio y lágrimas.
Con paisajes, con danzas...
Entonces, ella y él
juegan juntos
y parece... como si
nunca hubieran existido.
Magia potagia.

SUEÑOS

He soñado con un perro
y con mares sostenidos
por olas de lágrimas
y espumas de nostalgia.
Volando entre cielos abruptos
he sentido el viento
en mi cara,
y traspasado arco iris.
Me he empapado
en lluvias de abril
para después revolcarme
en el barro y salir
como estatua de arcilla.
Hasta secarme al sol
y resquebrajarme.
Para introducirme
en el agua, y salir de ahí
con nueva piel.
He tropezado, caído
y vuelto a levantar
muchas veces.
Y aprendido
que me gustan
los boleros y la copla
aunque no crea
en ese tipo de amor
de dos por uno.
El sol me acaricia.
Cierro los ojos
y ahí me quedo.
Enmimismada
en el trino curioso
de una alegre
conversación con alas.

SI FUERA...

Si fuera sol, alumbraría a todo el mundo al menos una hora cada día.
Si fuera farola, me apagaría en mitad de la noche para que todos pudiesen observar y deleitarse por unos minutos con la intensidad y los guiños del cielo inmenso.
Es posible que lo de las estrellas sea sólo un tic.
Y que estemos viviendo en un mundo al revés.
Donde los valores solo se cotizan en bolsa.
Donde los corazones laten arrítmicos, presos del deseo la impotencia y el miedo.
Donde la diferencia ante la indiferencia se paga cara.
Si fuera Diosa, tendría una larga charla con los jefes de mantenimiento, y no me temblaría el pulso en poner a trabajar a la mayoria de los del traje de mandar, en lo más profundo de una mina.
Es posible que la avaricia no rompa el saco, y que si lo rompe, haya infinitos más para sustituir ese.
El mar vomita la pena en su espuma estertora.
Si fuera sólo amor, volaría sin parar, dejando caer mis chispas sanadoras por todas partes.
Es posible que nuestro mundo desarrollado, nuestro orgulloso primer mundo, sea gobernado por subdesarrollados mentales.
Y que teniendo en nuestras manos cambiarlo, nos quedemos mirando como meros espectadores, como si nuestra vida no fuera nuestra, como si los muertos fuesen siempre nombres en las listas de otros.
En las conciencias de los del cerebro frío, que ni siquiera saben que esa palabra exista.
Vivimos en un paraíso que nos lo da todo para que todos seamos felices, y nos empeñamos en seguir repitiendo patrones que sabemos ya desde hace mucho que quedaron obsoletos y que sólo crean caos y destrucción, que benefician sólo a quienes benefician. A esos para los que somos sólo parte de interminables estadísticas que sólo sirven de hilos donde colgar las marionetas, que para nosotros son seres humanos y para ellos sólo daños colaterales.
Efectos secundarios que priman.
Si fuera imaginación, me meteria en cada cerebro y el amor y el arte de vivir, saldrían por cada poro dela piel.
Pero soy solo yo. Y todo no puedo hacer, aunque igual un poquico....
Y con un poco de aquí, otro de allá, y otro del otro lao, igual hasta todavía se puede hacer algo.
Aunque sea mantener la esperanza, esa que es la única que alberga el primer impulso necesario para empezar poco a poco a caminar e iniciar el cambio necesario.
Re evolución, o muerte lenta.
Las señales son claras.

DEL PLACER AGRIDULCE DE METER LA PATA

Lenta como tortuga, voy deambulando
desde hace unos días y tengo pensamientos de caracol. 
Lo que antes andaba en cinco minutos, ahora me cuesta veinte. 
Y todo parece que va muy deprisa.
Los coches, las bicis, las gentes, la vida.
Qué estrés.
Al principio es molesto, a nadie le suele gustar ir en última posición y ver contínuamente cómo todo el mundo llega al objetivo de turno antes que tú.
Pero por otro lado, a alguien le tiene que tocar.
Es pensar eso, y de pronto le encuentro el encanto a esto de andar y pensar a cámara lenta.
Me doy cuenta de que cuanto más despacio voy, más tranquila me siento.
Y da tiempo a pensar más detenidamente también.
La gente me mira como con entre extrañeza y pena.
Me preguntan que pasó, les digo que he metido la pata y sonríen.
No es que mole mucho esto de andar así mucho tiempo, porque imagino que si la cosa se convierte en indefinida, una acabaría como en un universo paralelo.
Pero así, unos días te da tiempo a ver y pensar cosas que con las prisas se difuminsn en el aire.
También tienes más tiempo de leer, pero no tienes muchas ganas, la verdad.
Porque leyendo lento, también los relatos se hacen mucho más largos...
Tampoco tendría porqué leer despacio.
Pero cuando me pongo, me pongo.
Ahora, eso sí .
Una y no más, Santo Tomás.
Como experiencia semi traumática placentera, no tiene desperdicio, pero la próxima vez, meteré la pata como siempre, como de costumbre.
No deforme literal.

" DIVAGACCIONES "

Recuerdos de futuro
que rara vez
fueron actuales,
anulan sueños
en presente
que se muestran
vanos,
como futil esperanza
de un futurible
siempre incierto.
Y ¿qué nos queda entonces?
Sólo aquí y ahora.
Aquí y ahora...
Inquietud, quietud,
insomnio adormecedor.
Primavera fria, melancolía.
Silencios...
Ecos...
Otra vez la noche.

LA ARRUGA ES BELLA

A estas alturas de mi vida, si algo he aprendido bien es que si una misma no sabe quererse, difícilmente alguien ajeno sabrá quererte bien.
Porque nadie nace aprendido.
Si, me lo creo y me propongo firmemente quererme y mimarme como nunca nadie en la vida mundial.
(Por si le tengo que enseñar a alguien más que todo).
Vale.
Me voy al baño, me pongo en pelota picada delante del espejo y empiezo a observarme como si no me hubiera visto nunca.
(Para quererme de forma integral, ecológica, acorde con el medio ambiente de Canarias, por ejemplo).
... Después del susto inicial, me doy cuenta que ya me habia visto antes, y me tranquilizo un poco.
Y empiezo de arriba abajo.
La raíz blanca del pelo sobresale como un centímetro del tinte.
Como soy de proceso lento y me cuesta decidirme a quererme como a la cuarentayochona canosa total que soy, me voy queriendo por centímetros, no de sopetón que me estreso viva.
Asi que tengo que amar mi pelo pelirrblanco así, tal cual.
Si. No está tan mal del todo.
Frente: la arruga es bella, la arruga es bella, la arruga es bella...
Luego ya la cosa se pone mejor, porque la ceja se divide en dos partes más o menos bien definidas y los ojos que hay debajo son bonitos, verdes, un poco hundidos, pero rodeados de unas ojeras tipo osa panda que además resaltan el color esmeralda sin pulir.
Me amo, me amo joder...
Lo de la nariz ya empieza a ser conflictivo... Yo la quiero, pero sólo para oler....tampoco hacía falta esa curvatura y ese ligero parecido a la de un oso hormiguero que tendrá cuando tenga noventa años.
Me cago en quien me dijo que las orejas y la napia siguen creciendo de por vida.
Es un claro atentado contra el amor propio en toda regla.
Que esa es otra, porque amar a mi aparato reproductor, con todo lo que me ha hecho, manda güevos.
Que sí, que los hijos son muy monos, pero aunque te digan que son para siempre, es una verdad velada.
Nadie puede imaginar siempre, porque no sabemos cuánto dura. Y eso es esencial para hacer las cosas bien y en los plazos previstos.
Las estrías me recuerdan al acordeón de mi padre, pero así como desafinado.
....Esto de amarse una misma, ¿ a quién coño se le ha ocurrido?.
Hablando de eso... Mejor me callo.
Nunca nadie me dijo que las canas y las calvas salían por todo.
Cabrones.
Que te dicen lo que no importa y lo importante se lo callan.
Como la menopausia.
El bigote femenino es bello y la barba también, el bigote es bello y la barba también...
¿Y lo de las uñas de los dedos gordos de los pies?
¿Cómo se van retorciendo en sí mismas para incrustarse, que te pisa una hormiga y parece que te ha pisado un ornitorrinco?
La gente es mala y no avisa.
Los hongos molan, los hongos molan...
Y bueno, por no extenderme, cuando termina la experiencia me quiero tantísimo, que me duelo de lo guapa que soy.
Y si no os lo creéis, eh,...
peor para mí.
Que voy a tener que hacer, para autoconvencerme, un pase de modelos como vine al mundo, cada diez minutos por el pasillo, y estoy segura de que mis hijos no me lo iban a perdonar.
Además, una de las partes de quererse una misma es procurarse un entorno armónico acogedor y agradable.
No agónico, constrictor, y arrasable.
Lo de vivir con cuatro niños monos tampoco es que ayude, aunque entretiene lo suyo.
Bueno, bueno... Yo creo que esto de quererse a una misma, o tomo soluciones drásticas como comprar cuatro billetes de vehículo que se desplace medianamente rápido y los mando de viaje por tiempo indefinido, y ya después me lío con lo del ambiente zen, el fen sui, y en cuanto acabe de amar los trescientos cincuenta mil pelos que tengo mal repartidos, ya empezaré con todo lo demás.
Qué lastimica.
Si a mí en realidad con quererme un poco me basta... Tampoco...

" TANTO TIENES, TANTO VALES..."

Tengo una tarde de sol
regalada.
Una tarde de paz
y pajaricos cantores
en orquesta etérea .
De soledad impuesta
y a la vez elegida.
Tengo la nariz roja
perdida por el armario.
Y una nube traviesa
enrevesada en un aire
de dos colores.
Tengo ideas,
y la cabeza
como bombo
de contar versos
que impresos
nunca serán.
Sol, risas de niño
buenos amigos.
Tengo paraísos
en mi mente
donde estoy contenta
como una brizna
de hierba recién regada.
Y ríos de palabras
que son puentes,
y que lo mismo van
que vienen.
Lo mismo dicen,
que pintan o desvarían
a su antojo.
Tengo montones
de amores de colores.
El dinero es
sólo un perfecto engaño.
Esclavitud moderna.
Árboles que bailan.
Verde, río, monte, paz.
Gracias.

BIRLIBIRLOQUE

De pronto,
oigo el tictac de un reloj
que es digital.
O veo colores
con las orejas,
o pinto el cristal sin aliento.
Como por arte de magia,
 pongo mi mundo
al revés y con los pies
toco la guitarra.
La notas son pinceladas
de un cuadro.
Los versos besos.
A veces dulces, otras amargos.
Igual que el sobre - sorpresa.
Me acuerdo de Jabato,
 pero no como mi héroe,
sino como su gemela,
que hubiera deseado ser
cuando era pequeña.
Puedo hacer el pino
con la brújula en la boca
y que marque el sur
o el nordeste.
Y a veces
como cucuruchos
de aire fresco
y bebo letras ajenas,
sin preguntarme
de antemano
si serán potables o no.
Algo de positivo
siempre tienen ,
 aunque sea el placer
de hacerme sentir bien
después del empacho.
Si quiero, veo ríos
de risas
que a su paso
van salpicando alegrías.
Y me invento un mundo
en menos que canta un gallo
para dar color,
 para ir despertando
sentidos dormidos.
Para refrescar el alma.
Hoy el suelo es
el borde de un abismo
y yo una pájara
con las alas extendidas
esperando la corriente certera
que me deje salir planeando
hasta el infinito.
Ahora soy
de color atardecer
y tormenta de arena.
¿Mañana?
... Mañana ya veré...

CURVAS

"La mejor curva de tu cuerpo es tu sonrisa".
(Eso de las confesables, porque la curvatura del aura, con perdón, también tiene su aquel... Pero si.)

viernes, 26 de mayo de 2017

LA MANILLA DESCARRIADA




Como manilla de reloj
fuera de la esfera
me desplazo medrando

entre segundos, minutos
y horas
para hacer un ramillete
de flores del tiempo
y regalarlas.
Flores como besos.
De los que duran segundos,
como los robados.
De los que ocupan minutos,
como los queridos.
De los que se extienden horas,
como los que añoramos
alguna vez.
Flores de tiempo impreso,
con pétalos de nostalgia
infinita
o de amor efervescente.
También las hay eternas.
Que pueden oler
al rumor del mar

o a mapa del tesoro
de alguna isla remota. 
Hay tormenta 
y este viento loco
mi ramillete va 
a deshacer. 
¡ Regalo flores de tiempo! 
Tiempo de confesiones, 
tiempo de amores,
de vuelos en ala delta, 
de caos ordenado, 
de primavera
con aroma a pino. 
Flores intemporales. 
¿Alguien quiere ?

viernes, 5 de mayo de 2017

DEL AMOR Y LA VIOLENCIA

Viaja la violencia
a través de las palabras,
 mucho más rápido que el amor, aunque el amor la supere en número ampliamente.
Ambos tienen chispa, la diferencia es que la del amor, solemos dejar que afecte a una sola persona en concreto. Como mucho a un pequeño círculo cercano.
Sin embargo, la chispa de la violencia se expande rápidamente .
Porque la injusticia no es patrimonio particular, ni la impotencia, ni la desdicha.
Queremos clamar nuestros dolores a los cuatro vientos, que todo el mundo sepa lo que sufrimos, quizás porque de esa forma nos sentimos acompañados en esa soledad profunda a la que nos quieren abocar estos de los trajes de mandar, estos del " divide y vencerás".
Y entre ese compartir de soledades se crea el camino para que la impotencia, el hastío, la venganza y el miedo, hagan carreras de velocidad en las que el ganador nunca es el mejor para nadie.
Hemos perdido la capacidad de conversar y de aprender de las experiencias, ideas y culturas que nos son ajenas, el sentido de la crítica constructiva.
Hemos perdido la intuición y la imaginación, para dar paso a diálogos de besugos donde lo importante no es comunicarse, sino desahogarse.
Donde se intercambian monólogos, que parecen conversaciones porque en ellos participan dos o más interlocutores.
Venimos solos a este mundo, y solos hemos de enfrentarnos a nuestro último dia en él , que puede ser hoy o cualquier otro.
Si aprendieramos a gestionar nuestra soledad para aprender y mejorar, no sentiríamos la necesidad de ir repartiéndola por ahí, como simulado veneno mortal.
Si supieramos que para ser una misma sólo hace falta una misma, no habría tanta soledad disfrazada de amor.
Si supiéramos del maravilloso poder curativo y regenerador del amor verdadero , no lo centraríamos en una sola persona y las cosas serían bien diferentes.
El amor se da por hecho, y el odio y la muerte se extienden por doquier.
Yo creo que la solución está clara.
La política y la ética deben habitar dentro de cada uno. No se puede dejar a los demás que piensen, ni que actúen por nosotros.
No nos conocen, no les importamos mas que para rellenar estúpidas estadísticas que les permitan seguir calentando el sillón que les tocó, como décimo de lotería premiado de forma vitalicia.
Contra la violencia, amor, arte y educación.
Contra el odio, amor arte y educación.
Contra los poderes corruptos, amor, arte, educación y unión.
Sin olvidar nunca que la educación empieza en casa.
Ojalá algun día apredamos a gobernarnos a nosotros mismos, porque ese día, esta plaga de oportunistas corruptos e insaciables que gobiernan nuestros destinos, no habrán lugar.
Ojalá ese día llegue pronto.
¿Despertamos ya, o...?

ESTACIONES


Voy caminando
por la vida,
a veces con paso firme,
otras, vacilante
como un niño
que da, tambaleándose,
sus primeros pasos.
En primavera y verano
me dan ganas
de comérmela,
en otoño e invierno
le doy ganas
de vomitarme.
Y me dispara
hacia cualquier sitio.
Sin importarle
dónde iré a caer.
Ya es primavera...
En cuanto averigüe
dónde me ha escupido
esta vez,
me pongo en marcha
y como la encuentre,
como hay dios
que me la como.
( Ay, Dios...)
¿Cómo..., hay Dios?
Qué primavera más rara...