SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

domingo, 25 de octubre de 2015

EL GATO QUE ESTÁ TRISTE Y AZUL

El gato que está triste y azul, (y enamorao perdido) no me deja dormir ... muauuuuuu, mauauuu... y en esta tribulación me encuentro cuando se me ocurren esos negocios imposibles de las tres de la mañana : gatas inchables forradas de terciopelo y organdí, que no sé qué es exactamente, pero queda de lo más chic. Si tuviera una ahora mismo se la tiraba por la ventana. A su vez él también tiraríasela, y todos contentos a soñar con ángeles insexibles pero guapos y volátiles. También puedo hacer yo de gata y contestarle en su propio idioma que ya estoy comprometida, a ver si así ... voy a probar.
Joé con el minino ... dice que no es celoso y que no le importa mi compromiso. Qué descarao ... A que me tiro?
Qué mala es la soledad (no elegida).