SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

domingo, 25 de octubre de 2015

LA MUSA Y EL ESCARABAJO PELOTERO

La musa come ensaladilla. Está confusa. Pendiente de un escarabajo pelotero que trabaja sin descanso y sin excusa. El bicho mira a la musa intrusa y no le hace ni caso. No le importa , sigue su camino. En la vida se había cruzado con una especie tan tonta. Siempre esperando que las vengan a ver. Siempre esperando que alguien juegue con ellas, sin que lo demás les importe un pepino... Están locas... -  farfulla el escarabajo mientras se aleja... Para entonces la pelota ya es tres veces más grande que él.