SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

miércoles, 14 de mayo de 2014

CRÍMEN PERFECTO: CONFESIONES...XII





Pamplona, a 7 de Mayo de 2014

Llevaba desde el lunes buscando a alguien que se hiciera cargo de la defensa de Alba, pero nadie respondió a mis reclamos. Un caso complicado. Nadie quiere meter las narices en esto. Así que haciendo de tripas corazón ayer llamé a Víctor, del cual no había tenido noticias desde nuestro último encuentro.
Le dije que teníamos que vernos de forma urgente, por nuestro tema personal y por otro profesional.
Accedió y quedamos esta mañana a primera hora en el "Iruña".
El encuentro en su principio ha sido bastante tenso, parece que ninguno de los dos tenia ganas de empezar la conversación. Así que he empezado yo, diciéndole que estaba esperando una explicación y le he preguntado si ya estaba dispuesto a dármela. Entonces me ha dicho que si. -No sé ni por dónde empezar...
- Pues empieza por el principio: ¿cuánto tiempo llevas engañándome?
- (mirando a suelo) El cinco de octubre hará tres años. Pero te juro que no fue nada premeditado, simplemente pasó. Aunque no te lo creas, el primer sorprendido fui yo mismo.
- ¿Y en tres años no has tenido tiempo de decirme lo que te estaba pasando? ...Pensé que confiabas en mí.
- La verdad es que todavía me cuesta asumirlo. Supongo que esperaba que se me pasara, pero no. Esto no es como un catarro. Entiéndeme, está siendo muy duro asumir esto. Ya sabes que la homosexualidad para mí era como una enfermedad maldita. Como un castigo divino. Me he sentido muy sucio y muy culpable.
- Y con razón. Sucio, porque has jugado sucio. Y culpable porque me has engañado. Yo te quiero, pero está claro que no puedes tenernos a los dos. Por cierto, ¿le conozco?
- Creo que sí. Es el que lleva el tema de los desahucios de los pisos de protección oficial
- ¿En serio? ... me enteré que era el juez más joven del país, y pensé que menudo marrón le había tocado ... ¿cómo se llamaba? ...espera ... ah, sí. Jorge Semprún.
- Ese mismo ...
- Entonces entiendo que  lo nuestro termina aquí y ahora, ¿no?
- No me digas eso, por favor, yo quiero conservar tu amistad. No será lo mismo, pero no quiero tirar diez años de mi relación contigo a la basura, como si no hubiera tenido importancia. Hasta que llegó Jorge eres la persona que más he querido en mi vida...
- Todo eso lo entiendo, pero también espero que comprendas que estoy herida y dolida. Ahora mismo veo a ese tal Jorge como un diablo con cuernos que me ha robado la estabilidad mental. Necesito tiempo para reubicarme, y espero que lo entiendas ...
- Por supuesto... el tiempo que necesites... y ¿cuál es el tema profesional del que querías hablarme?.
- Es Alba. No encuentro a nadie que la defienda, y ya han sido designados el fiscal y el juez. No sabemos exactamente de qué la acusan y no podremos saberlo hasta que tenga abogado. Nadie quiere hacerse cargo, y no quiero que tenga uno de oficio porque creo que se está jugando demasiado. Ahora tiene una familia de verdad y poco a poco va mejorando.
- ¿Quieres que lleve su caso?
- Eres la única persona que puede hacerlo... hablé con un colega de Barcelona y me dijo que pensaba que le harían un juicio rápido, ya que el caso es muy farragoso e implica a la policía. Por cierto, se la llevaron después de recibir un chivatazo el lunes y nadie nos dice dónde está. La pobre Gladys no sé cómo aguanta. Tienes que ayudarnos.

...............................................................................................

-¿Por qué te has quedado tan callado?
- Fui yo quien avisó a la policía.
- ¿Cómo dices?... no estarás hablando en serio... ¡¡Estás hablando en serio!!
-  Si...
- Eres un cabrón, ¿porqué?...
-  Jorge es el juez designado para este caso... Hay una lucha dentro del poder judicial, y digamos que la presencia de Jorge molesta a los más veteranos, porque tiene una forma diferente de administrar la ley, y sus resultados son buenos. Supongo que de alguna manera se sienten amenazados y por eso le han adjudicado primero los desahucios y ahora este caso tan complicado. Se lo quieren quitar de encima. También ha recibido amenazas de altos cargo de la policía, porque podrían salir muy mal parados. Les llamé porque pensé que era lo mejor para todos. Ellas no tendrían que seguir huyendo, tú ya no tendrías que estar tan pendiente, y Jorge se quita el muerto de encima. Todo de un plumazo. Me pareció lo mejor.
- No puedo creer lo que estoy oyendo... ¿Y qué pasa con Alba? lo mejor será que se pudra en un hospital de por vida, muerta en vida y empachada de pastillas que no hacen más que alejarla del mundo real. ¿Y sus niños? ¿y Gladys?, ¿no te has parado a pensar en ellos? o es que sólo los consideras daños colaterales necesarios... Te  miro y no sé a quién tengo en frente.
 ¿Dónde está?, y ¿ de qué se le acusa?. No entiendo cómo has podido ocultarme todo esto. Pero te digo una cosa: la vas a defender, porque si no, voy a ir a ver al fiscal y le voy a entregar (saca una grabadora del bolsillo) esta conversación tan interesante que acabamos de tener.
- Está en el hospital "Santa Catalina". La acusan de falso testimonio, obstrucción a la justicia y estafa por haber vivido, desde que empezó el proceso, a costa del estado.
- ¿Qué? ¿y los asesinatos?
- Los asesinatos nada. Oficialmente no existen. No hay pruebas de que sean realidad y no fruto de su imaginación enferma. Por otro lado, a la policía no le conviene que sean reales porque iban a tener que rodar unas cuantas cabezas importantes. Especialmente la del comisario Vélez, que está a punto de jubilarse con honores. Los asesinatos no han tenido lugar, y eso es lo que van a certificar los peritos que se encargaron de hacerle los exámenes psicológicos. Aconsejarán que cumpla su reclusión en internamiento psiquiátrico, y ya.
- Eso no puede ser, porque no tiene antecedentes. No pueden condenarla a reclusión.
- Si fuera una situación normal tendrías razón. Pero en este caso tendrá que cumplir porque se la considera un peligro potencial. Tanto si ha hecho lo que dice, como si no. Es una psicópata. Ese va a ser su diagnóstico. Le harán tres juicios en vez de uno, y tendrá que entrar...
Estaba tan abrumada, que me he levantado  y me he ido sin despedirme. Mi cabeza era un caos de informaciones contradictorias. En principio son buenas noticias, creo... Me he acercado paseando hasta los jardines de la Taconera, y aquí estoy. Sentada en un banco. Asimilando...

Después llamaré a Gladys.