SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

jueves, 22 de mayo de 2014

DE PELÍCULAS (ampliado y espero que mejorado)

 Como si de una ventana indiscreta se tratara , veo cómo desayunan con diamantes , y no siento las piernas ...  Porque nadie escucha los gritos del silencio que nace en  los amaneceres rojos, ni los tacones lejanos que caminan tras el corazón esmeralda que vive dentro de un cabaret parecido al Moulin Rouge de París . 
El bueno , el feo y el malo campan a sus anchas, mientras el hombre que susurraba a los caballos se cree Macbeth .Más vale que hay tomates verdes fritos para comer, renovar energías y volver a empezar .   El niño del pijama de rayas, dudando entre leer Alicia en el país de las Maravillas o ver la vida de Bryan ... y yo escalando entre cumbres borrascosas , al este del edén, donde habita lo que el tiempo se llevó. Desde su cima, veo a la gata sobre el tejado de cinc caliente intentando dar caza al pequeño ruiseñor y a otros pájaros. También distingo a lo lejos a mister Marshall y hasta el cartel donde pone "bienvenido". Hay que tener cuidado con las amistades peligrosas ... al menos durante nueve semanas y media.
Los niños del coro le cantan un aria de Mozart.
Decido bajar y adentrarme en el club de los poetas muertos, donde hay una mezcla de sonrisas y lágrimas por la muerte de un viajante. Se lo diré a Viridiana y al padre de la novia. Están llamando a Scotland Yard, pero siguen ocupados intentando detener a Jack "el destripador". Quieren que les ayude a averiguar si alguien voló sobe el nido del cuco antes de acudir a la cena de los idiotas. Deberían llamar a 007, si no, no creo que lo consigan. O a Superman.
Aunque mis preferidos son los tres mosqueteros. Se rumorea que andan por Casablanca buscando a diez negritos. (Creo que no han entendido bien la misión).
Me gustaría ir a buscarlos en barco, pero me da miedo convertirme en Robinson Crusoe y encontrarme al  príncipe de las mareas, que seguro querrá obligarme a hacer por lo menos, veinte mil leguas de viaje submarino...
Prefiero  dar la vuelta al mundo en ochenta días, o convertirme en Karate kid. Lo que sea antes de acabar hundido como el Titanic.
Por cierto, me han dicho que Thelma  y Louise por fin encontraron dos hombres y un destino mientras buscaban a Indiana Jones, que estaba por el templo maldito buscando el arca perdida.
Si Calígula levantara la cabeza no podría creérselo. Y creo que Nerón tampoco. No lo creerían ni aunque se lo dijeran Ben-Hur o Espartaco.
(Suena un teléfono) Joder, el padrino me acaba de llamar para informarme de que el coloso está en llamas y van a tener que hacer un aterrizaje forzoso parecido a los de apocalipsis now.
Me pregunto qué he hecho yo para merecer esto ... y barajo la idea de que el enemigo viva en frente.
Creo que me esconderé en el Cotton Club. Esta noche hay cabaret ...  "Emmanuelle", se titula el espectáculo. Parece que promete...