SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

jueves, 14 de noviembre de 2013

SÍ SE PUEDE ... FÍN DEL SEGUNDO ASALTO

Buenos días a todes . Comienzo mi retransmisión pirata de hoy continuando el hilo que dejé en mi última actualización de estado que finalizó con una visita ayer por la mañana a a sede de bienestar social en la calle Gonzalez Tablas.
Me recibe en el pasillo una amable señorita a la que le explico la cuestión que me trae hasta allí y que después de tenerme unos diez minutos esperando mientras daba vueltas como pollo sin cabeza, regresa y me dice que vuelva a esperar, que me va a atender otra compañera. Y como a los cinco minutos, y en la misma sala de reuniones aparece una segunda señorita que con la frase "entiendo tu situación", vuelve a remitirme a la oficina del paro para que negocie yo con ellos, ya que la deuda es mía. Que ellos lo único que pueden hacer es tramitar mi solicitud de que el gobierno de Navarra se haga cargo y poco más. Le contesto que no voy a volver al paro, que yo he hecho todo lo que servicios sociales y oficina de empleo me han exigido y que si ha habido un fallo no voy a ser yo quién me haga cargo. Además el paro ya me había mandado hasta allí porque según ellos de allí venía el fallo. Mi tono de voz empezaba a escucharse por todo el despacho, digo el pasillo. La chica me dice que no me altere, que comprende mi situación que la cosa está muy mala y que no sabe porqué me pongo así, cuando ya me ha dicho que el gobierno se hará cargo. Le digo que si me comprende tan bien haga el favor de explicarme qué les cuento yo a mis hijos cuando mañana no les dejen entrar al comedor y vengan a casa y no haya luz. Le digo que no me muevo de allí sin que me aseguren que el dinero va a estar metido en mi cuenta antes de que salga por la puerta. Pueden llamar a la policía, bomberos, loqueros o a quien le de la gana. No me muevo de allí hasta que me aseguren cuándo voy a cobrar lo que me han quitado y lo que se supone que debo. Me contesta que me lo darán cuando se valore mi solicitud, y les digo que me he tirao cuatro meses esperando que valoren mi renta básica, y que los intereses de mi supuesta deuda con el paro empiezan a contar en diez días. Que están violando la ley sistemáticamente, porque tienen un tope de tardanza legal de mes y medio para valorar. Que quiero denunciarlos y que me digan dónde tengo que ir, sinvergüenzas. Silencio sepulcral. Nadie me contesta. Sigo hablando y les comento que ya el año pasado precisamente en diciembre y estando trabajando en empleo social del ayuntamiento, nos aplicaron ilegalmente la ley de funcionarios, nos engañaron en la firma del segundo contrato (dijeron que era igual que el anterior, que no hacia falta leerlo y sí, era casi igual que el anterior, sólo le faltaban dos palabras: paga extra), y dejaron a cientocuarentaytantas familias en peligro de exclusión social sin una paga extra que en la mayoría de los casos iba destinada a pagar deudas. Para entrar a trabajar ahí tienes que llevar dos años sin trabajo. Que me explique quién se va a hacer cargo de las multas por impago de hipoteca, luz y demás..., ya está bien. Sinvergüenzas.
Y de nuevo me dice que me calme y que me entiende, que baje a registrar a instancia y vuelva a subir cuando esté registrada para que puedan empezar a gestionar. Y eso hago. Cuando subo me dice que espere, que me va a atender otra persona. Mi mala hostia a esas alturas se salía por cada poro de mi piel . Y viene la tercera... también parece maja... y también comprende mi situación, que coincidencia. En la misma mañana tres que me comprenden. Debería sentirme afortunada. Me cuenta que la cosa está muy mala, que hay líos entre el gobierno central y el de Navarra y no sé cuantas milongas más. Me reitero en mi negación de moverme de allí. Les vuelvo a preguntar dónde tengo que ir a denunciar. Y ya se me va la pinza del todo y les digo que estoy en tratamiento siquiátrico y que soy consciente de que cuando salga de allí el grado de mi enfermedad habrá aumentado para lo cual iré al médico DE CABECERA, que a su vez me aumentará la dosis de idiotizantes y así me quedaré gilipollas y no tendré cojones de volver a molestarles. Que da gusto cómo se lo montan. Quiero denunciar. Silencio sepulcral. Por fin la chica me ofrece llegar a un acuerdo. Me ruega que la espere un momento y se mete en un despacho. Vuelve y me hace la promesa de que para el día 28 de este mes tendré en mi cuenta el dinero que me exigen del paro mas lo que me corresponde de renta básica, mas los atrasos. Y que como se me acaba este mes, en cuanto cobre y reciba una llamada de mi trabajadora social cobraré el mes de diciembre sin ningún tipo de demora. Por supuesto no me lo dio por escrito, aunque yo se lo pedí. Así que después de tal sofocón y de pedir mis más sinceras disculpas a las tres trabajadoras, y que ellas aceptaron alegando que me entendían, (al fin y al cabo sólo son esbirras) salí de allí temblando, pero semitranquila. Que hasta que no llegue el 28, no me fío ni un pelo .
CONCLUSIÓN. HAY QUE JODERSE, PERO SÍ SE PUEDE ....


FIN DEL SEGUNDO ASALTO.