SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

jueves, 17 de abril de 2014

CRÍMEN PERFECTO: CONFESIONES ... VIII



 Pamplona a 15 de Abril de 2014

 Me levanté  el domingo medio mosqueada, pero hacía sol y decidí irme al rastro a curiosear un poco antes de coger el tren nuevamente para volver a Pamplona.Mientras paseaba por los diferentes puestos, paré en uno que me llamo la atención. Vendían restos de una farmacia antìgua y entre las cosas había varios recipientes grandes de porcelana con dibujos de plantas medicinales y debajo de cada una su nombre: Artemisa, belladona, valeriana, melisa, diente de león, verbena y varios más que no me acuerdo. Inmediatamente se apareció la imagen en mi cabeza de Alba tomando su medicación.
Me pregunté qué sería lo que tomaba  y me dió también por pensar en el giro que han tomado las enfermedades y los remedios que se supone que las curan, de aquellos tiempos a estos. 
El choque entre la sabiduría natural ancestral con  el todopoderoso imperio farmacéutico. Me propuse hablar con el médico de Alba y que me dijera exactamente lo nombres de las medicaciones que le estaban dando y para qué.
Terminé el paseo con tapa y cervecita,  me fuí paseando hasta Atocha. El viaje transcurrió tranquilo. Porque me empeñé en relajarme y dejar a mi cerebro un rato en paz. No me resultó fácil, porque mientras intentaba concentrarme para alcanzar un estado de semi relajación, escuché como a lo cerca varias conversaciones a través del móvil de lo más variopinto. 
Llegué a Pamplona sobre las nueve, no llamé a Víctor. Ví tres capítulos de "mentes criminales" y me quedé frita en el sofá. Hasta  hoy.
Cuando he despertado, he  llamado a la redacción para que Enrique me diera el tema de mi próximo artículo.
Esta vez,  los comedores sociales. Me ha parecido bien , por una vez no le he discutido planteándole algo mejor. Siempre se me ocurre algo distinto de lo que me propone y eso le exaspera. Creo que se ha quedado un poco descolocado. Jaja, que no se acostumbre.
No se me ocurre mejor manera de investigar, que ofrecerme voluntaria a los del "París 365" y trabajar para ellos aunque sólo sean un par de días...
Ya he llamado. sin problemas. Miércoles y jueves. Bien!. Me voy a ver a Alba. Qué raro que Gladys no me haya llamado en todo el fín de semana. Bueno, ahora me contará.
..................................................................................................................................................
Pamplona, a 16 de Abril, de 2014.
Cuando llegué al hospital fui, antes de ver a las chicas, a hablar con el médico para que me informara sobre el diagnóstico exacto de Alba y su tratamiento. Pero otra vez no estaba así que me dirigí para la habitación. Llamé suave a la puerta, y como no me abrían entré.
Pero no había nadie. Entonces salí al pasillo para buscar  una enfermera a la que preguntar dónde estaba. Cuando por fín encontré a una , me informa de que Gladys se llevo a Alba la noche del sábado al domingo, y que nadie sabe su paradero. La policía está sobreaviso y las está buscando.
Me dió un vuelco el corazón. Automáticamente pensé en los niños y me fuí directa a casa de Gladys en Berriozar. Nadie otra vez. Se me ocurrió llamar a la puerta de al lado para preguntar a la vecina.
Me abrió una anciana y sin dejarme hablar dice: - Ay, hola, perdona que me estaba secando el pelo. Tú eres la  que vino el otro ía a ver a Gladys, no?. Es una chica muy maja, aunque sea extranjera ... muy limpia y muy trabajadora. Y a los chicos los trata de maravilla. Claro que no me extraña, porque una madre por sus hijos hace cualquier cosa. Lástima ...-
- perdone, pero ¿porqué dice "lástima"?-
- Porque el domingo muy temprano llamó para despedirse. Su hermana, que por cierto debía de ser de otro padre porque no se parecen ni en el color ni en nada ... ¿qué te estaba diciendo?-
Estaba a punto de darme algo ... -me estaba diciendo que vino a despedirse.¿ Le dijo dónde iban?-
- No sólo me dijo que su hermana estaba enferma de los nervios y que el médico le había dicho que necesitaba cambiar de aires. No tenía muy buena cara la chica, no ... una pena. Me hacían mucha compañía ellas y los chiquillos .. y mira, se fue una y ahora todos.
A saber a quién  alquilan el piso ahora. Porque yo de ésta me fiaba, pero de los demás extranjeros no me fío. Que se oye cada cosa... , ¿quieres un cafetico, maja?, estaba viendo la novela, pero la quito y hablamos un rato . Que estoy desde que se murió mi Francisco, que no me hallo. 50 años que llevábamos juntos sin separarnos ni una  día, Ay Dios mío, porqué me lo has quitao!!! - (y se puso a lagrimear a la vez que sacaba el pañuelo para sonarse.).Y me acordé de la del tren. Qué diferencia.
-No, no, no, no se moleste de verdad. Que tengo mucha prisa. Otro día que venga se lo acepto, pero ahora no puedo, gracias, adiós.-
.................................................................................................................................................

Cuando salí del portal, en mi mente se agolpaban preguntas sin respuesta que me hacían sentir una impotencia difícil de soportar. ¿ Dónde  habrían ido? ¿ Estaría Alba ya consciente y decidieron fugarse con los niños  para no volver a la cárcel?.
Me fui a casa. Estuve escuchando todas las grabaciones de las entrevistas que le hice en la cárcel, a ver si en ellas había alguna pista que pudiera indicarme un posible paradero.
....................................................................................................................................................
 Todavía no he terminado de escucharlas, pero de momento nada ...
Joder, joder, joder.