SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

viernes, 5 de mayo de 2017

ESTACIONES


Voy caminando
por la vida,
a veces con paso firme,
otras, vacilante
como un niño
que da, tambaleándose,
sus primeros pasos.
En primavera y verano
me dan ganas
de comérmela,
en otoño e invierno
le doy ganas
de vomitarme.
Y me dispara
hacia cualquier sitio.
Sin importarle
dónde iré a caer.
Ya es primavera...
En cuanto averigüe
dónde me ha escupido
esta vez,
me pongo en marcha
y como la encuentre,
como hay dios
que me la como.
( Ay, Dios...)
¿Cómo..., hay Dios?
Qué primavera más rara...