SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

viernes, 29 de mayo de 2015

MOSQUEOS


Tengo una mosca curioseando por la pantalla ... El primer arranque ha sido dar un manotazo al aire y espantarla. Pero me he contenido y la he observado. Lavándose la cara con esas paticas minúsculas, o quizás frotándose los ojos ante la inmensidad de lo que ve. Pasea como temerosa y después se va volando hacia un destino incierto, al norte del castillo. Decido transformarme momentáneamente en mosca y me miro desde la pantalla. Vuelvo a ser yo, y siento ternura. Si la hubiera matado me hubiera perdido este sentimiento de "hermana mayor". Y ni siquiera me hubiera remordido la conciencia. Total ... sólo era una mosca.