SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

jueves, 1 de agosto de 2013

CREENCIAS

A veces creo que soy feliz, y luego no puedo creérmelo. Pero como lo siento, decido que sí. Que es verdad.
y qué bien, oye ... deberíais experimentarlo. No es tan difícil. Sólo hay que tener cuatro hijos de dos padres de dos colores en dos generaciones separadas por trece años y luego vivir sola un tiempo, y convencerse de que no quieres volver a tener una relación con el género contrario ni de refilón. Es más, no la necesitas para nada.



Entonces un día que andas por el gran "feismano" buscando a uno de tu clase de hace veinte años, te enuentras a éste que se llama igual pero no es. Te hace gracia le envías cinco mil mensajes seguidos,el te los devuelve, luego te llamas durante cinco o seis meses y luego te ves. Y te pareces bien.  Y yasta. No es tan complicao. No entiendo cómo la gente no es feliz más a menudo. No me lo explico.