SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

miércoles, 7 de diciembre de 2016

CARTA A LA VIDA

CARTA A LA VIDA

Querida vida: aunque prácticamente estamos todo el día juntas, he decidido escribirte esta carta porque chica, con las prisas, casi ni tenemos tiempo de hablar.
Y claro, la incomunicación con alguien a quien estás tan íntimamente unida, es caldo de cultivo para que crezcan como enredaderas sin fin, el hastío y el desamor.
Espero que estés de acuerdo conmigo en esto.
Sé que en todos estos años que llevamos juntas, hemos tenido nuestros altibajos.
Me has hecho varias putadas difíciles de perdonar y encima sin venir a cuento..., aunque reconozco que yo también he puesto mis granitos de arena ( cuatro exactamente) ,con este carácter de " viva la virgen" que a veces me es difícil controlar.( Sobre todo desde que dejé de serlo).
Lo que en realidad vengo a pedirte con estas letras, es que intentemos recuperar ese encanto que nos iluminaba y nos tenía haciendo el amor cada día, incluso a veces de noche.
Que firmemos un pacto de colaboración mutua en el que tú vayas un poco más despacio, y yo me espabile otro tanto.
Para que vayamos a la par,  de la mano, sin importar dónde porque sabemos que nos tenemos.
Hasta que nos tengamos, claro...
Te parecerá una tontería, pero lo que más echo de menos, es eso: esos largos paseos con nuestras manos entrelazadas...
Y que sepas también que aunque a veces me enfade contigo y no te entienda, siempre serás mi fascinación.
Hazme el favor, y di que sí, anda... No seas terca. O me pongo a hacerte cosquillas y te enteras...
Que te quiero mucho, y no tardes tanto en contestar. Que te pasas, y me hago vieja. Jajaja.
Siempre tuya,
Yo.