SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

miércoles, 7 de diciembre de 2016

UNA LLAMA FUGAZ CUALQUIERA, PUEDE CAUSAR ESTRAGOS, HAZME CASO

Enciendo el mechero y me quedo mirando la llama, azul por abajo, amarillo transparente por la mitad, y naranja opaco y cálido arriba, donde baila.
Por un momento imagino que soy nadie.
Y ya no se oyen risas en el cuarto del fondo.
Y la casa se ve vacía, o habitada por una pareja con un par de gemelos, o por un joven rebosante de hormonas que acaba de emanciparse.
No. Mejor por un cobrador del frac, que se siente fracasado después de un fracaso matrimonial... ( hay familias de palabras que deben ser evitadas, si se quiere llevar una vida sin fracturas importantes).
No está nada mal esto de no ser nadie. Viviendo la no- vida loca y sin responsabilidades que vayan más allá del no- ser.
Otra cosa muy diferente es experimentar el hecho de no ser alguien, que parece lo mismo , pero no.
Porque en el segundo caso estás interactuando físicamente con un entorno, que simplemente no te tiene en consideración ninguna.
De manera que te crees que eres nadie, pero es que además lo sientes en el fondo. O sea que pasas de la alegría vaporosa de ser nadie, a la cruda realidad de que te han puesto el "Don" delante, lo que automáticamente te convierte en una persona física y doliente.
Luego ya depende de la profundidad del fondo que te afecte de manera más honda o menos.
Qué horror.
Porque claro, si por el contrario una se plantea ser alguien, tiene que pensar detenidamente quién quiere ser. Sobre todo si no se conoce a la persona directamente, y entonces hay que investigar y preguntarse.
Y eso cansa una barbaridad. No te digo ya si ese alguien pretende ser una misma.
Entonces la cosa es ya para mayores de dieciocho y menores acompañados.
Lo que da de sí una llama, oye, que me estoy quemando el dedo y ni me entero, joder...
No quiero ni pensar si me pillo en este estado al lao de una hoguera.
Bueno, en realidad daría igual, porque acabaría como acabo siempre: viviendo sin vivir en mi.
Seguro que tengo algo de santa, y todavía no me he dao cuenta... Como soy de proceso lento...