SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

miércoles, 7 de diciembre de 2016

ESPINAS

ESPINAS

Hoy los recuerdos se adueñan de mí, arañándome el corazón.
No hay sol que valga, ni la luna más grande del universo.
Ni primavera, ni otoño, ni verano.
Como árbol al que le cortan la rama más grande, la savia resbala desde mis ojos hasta mis pies, como río de lava incandescente que me va consumiendo a su paso.
No hay palabras, no puedo ponerle nombre al sentimiento.
Soledad, es poco.
Dolor, se queda corto.
Es una inmensidad explosiva de abrazos que faltaban por compartir, y "te amos" .
Los que fueron dichos, y los que se quedaron ahí, en la boca del estómago, ahogándome.
Doy gracias a la vida por haberte puesto en mi camino.
Y le digo puta, por haberte separado de mi lado.
Hoy es un día soleado de otoño.
Pero yo llevo en invierno desde que te fuiste una calurosa jornada de verano.
Ojalá que más pronto que tarde, llegue por fin la primavera...