SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

viernes, 10 de marzo de 2017

LA GIGANTE PEQUEÑA

Hay días como hoy, en los que mi metro ochenta
parece reducirse a la mínima expresión.
Un átomo para el que el mundo es demasiado grande,
y las personas son como gigantes a punto de pisarme,
sin ni siquiera reparar en que estoy ahí.
Y me abandonan las fuerzas, y hasta yo me abandono.
Cansada de remar entre rutinas e incertidumbres.
Entre pasados que no volverán, y futuros que no existen.
Hay días como hoy, en los que las palabras intercambian
sus significados.
Y en vez de hogar, es cárcel.
En vez de independencia, soledad.
En vez de mamá, esclava.
En vez de esperanza, pozo seco.
Morir, para nacer, para volver a morir y renacer nuevamente.
Y así hasta la definitiva.
Hay días como hoy en los que ser, me parece tan esfuerzo
como milagro.