SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

lunes, 6 de marzo de 2017

MOMENTOS

Voy buscando agarrada
a las bridas de este viento,
la estela de tu aroma perdido.
Buceando por estos mares
desconocidos e inciertos,
mil recovecos remuevo
oteando, intuyendo, respirando.
A veces creo que veo
el destello de tu infinito.
Y nado para allí ligera
siguiendo tu rastro,
percibiendo tu aroma,
intuyendo tus risas,
relamiéndome de amor.
Pero sólo son espejismos,
sombras de mi memoria.
Deseos perdidos entre el Siroco,
que trae esta lluvia de arena
proveniente del desierto
y del refrescante oasis
de mi alma errante.
He perdido el rumbo.
La corriente caprichosa
juega a danzar conmigo,
y como si pluma fuese
me dejo arrastrar por ella
pensando, temiendo,
dónde me dejará esta vez.
Soy aire, soy lluvia,
soy tierra soy fuego.
Una corriente que fluye,
disfrazada de mar muerto,
intentando encontrar paz
en esta tempestad
que viene con marejada.