SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

lunes, 25 de julio de 2016

BARFERMINES

Pensaba en escribir algo simpático cuando recién me entero de que esta vez en el parque de la Taconera han violado a otra chica. Dos en tres días.
Y claro. A esto es imposible encontrarle la gracia por muchas vueltas que le des.
Creo que los que se dedican a vender Pamplona en San Fermín, deberían hacer un pequeño esfuerzo por vender los actos de las fiestas, que son muchos, muy variados y aptos para todos los públicos habidos y por haber .
No lo que hacen, que es vender un bar gigante donde todo y digo todo está permitido.
No sé cuántos dividendos entrarán en las arcas municipales y ajenas.
Pero la vida de estas dos chicas no se paga con nada. Porque ya no será la misma. Ni quiero pensar en las pobres madres de esos desgraciados y en las familias de ambos.
Nos sabemos de memoria las campañas que hacen cada año para enseñar a los corredores de fuera cómo hay que correr, folletos, carteles, guías.... vemos cómo se ocupan las fuerzas del orden un par de horas antes del encierro en sacar del recorrido a todo el que no está en condiciones de correr.
Y pienso que si utilizaran ese mismo presupuesto y esfuerzo para educar en el respeto a las mujeres a todo el que no sepa, igual no tendríamos que lamentar estos hechos.
Porque los depredadores no suelen aparecer donde saben que la mayoría está concienciada al respecto.
No se puede permitir que actos así pasen desapercibidos como un suceso pasajero.
Hay que hacer algo.
EDUCACIÓN, EDUCACIÓN, EDUCACIÓN.