SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

lunes, 25 de julio de 2016

HOLA, YO!

En este poco tiempo de soledad, he tenido oportunidad de sentir muchas cosas. Cosas? No. De sentir muchos aspectos distintos de esta que me encuentro un par o tres de veces al año, aunque siempre vive conmigo.
Al vacío de porqués, abrazos, besos de repente y repeticiones mil, algunos me entenderéis ( espero), se suman los otros, los que no han sido anunciados ni escogidos.
Los que te lanza la vida a bocajarro, sin pensar en el momento, que por otro lado nunca es el ideal.
También he descubierto que toco mejor la guitarra y que todavía tengo ganas de volver a pisar las tablas, de publicar algo, de hacer malabares con doce pelotas, con letras o con la vida...Ser un poco más yo sin dejar de estar en los demás.
He descubierto, o mejor dicho recordado que soy afortunada por teneros a todos.
También veo que el karaoke no se me da nada mal, y que por fin voy a tener tiempo de aprender con la guitarra esa canción de Ketama que me encanta.
Que la casa está hecha un asco, y que don't worry, be happy.
Ah!, y que todavía me encanta bailar sola, como ella...
Que la vida es un cuarto de hora y diez minutos ya están gastaos, así que disfrutar no es una elección, sino un deber.