SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

lunes, 25 de julio de 2016

INJERENCIAS

Cada vez que me pongo a pensar reflexiono. Me puede pasar incluso varias veces al dia. Y aunque es una característica muy cansina que produce unas agujetas terribles de toda índole, no es nada que no se pueda curar con un eurico de regaliz negro del blando y una tableta de chocolate.
Bueno, quien dice eso dice unas alitas de pollo fritas, o unas cuantas kaipiriñas o un cambio de novio a novia o de confesión religiosa o si me aprietas todo a la vez.
Sé que a priori es un defecto terrible, a posteriori no sé porque a la postre, nunca llego.
Son los esfuerzos que tengo que hacer para no pensar. Con lo fácil que parece.
En fin, nadie dijo que la vida fuera fusta.
Pero también podían haber avisao y ahora sería una experimentada Ama con un montón de esclavos dispuestos a ser semi torturados finamente a cualquier hora del día o la noche... Mmmmm...
Quizás todavía no sea tarde...
Para empezar, me voy a buscar un nombre aparente y luego voy a construir una celda de cartón piedra en la ducha. Sin pretensiones, que tampoco...
Se admiten injerencias.