SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

lunes, 5 de junio de 2017

ANOCHECER EN PRIMAVERA

En la quietud de este calor
de anochecer
encuentro ganas
de seguir respirando.
En mi locura inquieta
rebusco la excusa
perfecta
para no perderme
en la tiniebla.
Entre mis brazos
un hueco
siempre disponible
va cambiando
caprichosamente de forma,
dependiendo
a quienes tenga que acoger.
Pienso en el mar
y en unos ojos oscuros
sin fondo.
Y en el eco lejano,
me parece escuchar
voces nuevas
que algún día ya conocí.
Paz. Niños en la calle.
Amistad. Quietud.
Siempre hay algún motivo...