SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

lunes, 12 de junio de 2017

BOLERO

Hoy la tarde juega
con aromas de bolero.
Y en lo profundo,
la niña que fui
vibra en esa música
que habla sobre amores
de verdad,
sobre amores imposibles, robados,
regalados, sincopados.
Y mi calma se transforma 
en tango 
arrebatado, 
en quinta sinfonía,
en la canción del olvido.
Los recuerdos pasan
delante de mis narices 
contoneándose,
sacándome la lengua.
Y me pongo a bailar
o a hacer el pino puente.
De repente ya
no quiero escribir.
Sólo impregnarme
de ese leve instante
en que un bolero suena
y los pájaros
le hacen voces.
Sólo respirar esta fragancia
que desde niña,
revoluciona todo mi ser
irremediablemente.
Sólo evocar ese tiempo
donde fui protagonista
improvisada
de alguna de sus letras.
Bendita música.
Malditos boleros.
Que me encantan
y me ponen triste a la vez.
( Ahora, que si tú
me dices ven...)