SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

martes, 20 de junio de 2017

ODA A CUALQUIER COSA

Un mono loco me sigue,
parece
que me ha visto mona.
Un pe
lotero escarabajo
me arroja su pelota
preciada,
Y en dos pasos y un mate,
la encesto en un cocotero.
Cáeme un coco en la cabeza
que me deja noqueada.
Veo estrellas y colores,
tambores lejanos oigo.
La percusión del alma.
Piedras sobre mi tejado
resbalan bajo lluvia enajenada
y caen.
Cientos de hormigas vagan
desnortadas,
porque algo rompió
su marcial formación.
Me comería una aceituna.
Y estos versos malditos
sucumbirán
ante las mágicas llamas
de la hoguera de San Juan
la noche del 23 de Junio
entre deseos malogrados
y malos augurios.
Después ya podré
convertirme
en limaco o en flor.
O en prosa reflexiva
O en amorosa morsa.
Cualquier cosa
antes de seguir paseando
entre versos presos
que no sé de dónde salen
ni cuál es su destino exacto.
Sólo que me traspasan...
¡Quiero jugar!
- Hola, ¿se puede? -