SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

miércoles, 10 de julio de 2013

INSPIRACIÓN

Escuché una vez a alguien decir que la inspiración te tiene que encontrar trabajando.Y debe haber una parte que no he entendido, porque no hago más que inspirar mientras escribo, y de momento lo único que estoy consiguiendo es hiperventilarme, básicamente.
Detendría mi actividad para ver si recupero un poco la conciencia, pero seguro que paro, viene la inspiración que no sabe lo qué me ha pasao, me pilla limitándome a encontrarme a mí misma, y pasa de mí totalmente.
Además estoy pensando que no quiero recuperar la conciencia, porque ya no me sirve ni para dar (cargo    de ).
 Conciencia. Vaya palabrita...Creía saber lo qué era...incluso le daba uso de vez en cuando para que no se sintiera abandonada. Pero los celos son muy malos y cada vez que decidía instarla, digo instalármela, venía la culpa y ya estaba armada la "marimorena". Aparte que me vino sin instrucciones.
Pero claro...una no puede ir por ahí diciendo que no la tiene. Y mucho menos que la tiene y no la usa.Lo primero está tipificao, lo segundo sólo es amoral. Vaya problema. Aunque yo veo todo el rato que a los del traje de mandar, les pillan sin conciencia y ni les pasa ni les importa nada. Es más: he observado que también carecen de vergüenza en su inmensa mayoría...y pacen tranquilos entre los pastos del poder haciendo y deshaciendo como Pedro por  nuestra casa.
Por eso, como no me quiero parecer a ellos, he decidido transformar mi conciencia en dos palabras: CON-CIENCIA.
La verdad es que a mí se me daban mejor las letras. Pero veo que desde que estoy ejercitando mi con-ciencia estoy adquiriendo gratis y a la par, algo que me viene muy bien para hacer esta vida de locos algo más llevadera:
LA PAZ-CIENCIA  .............................................................Ahí es "ná".
He dicho (a través de la palabra escrita).