SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

lunes, 15 de julio de 2013

POBRE DE MÍ

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   " POBRE DE MÍ "

Todavía no son ni las once de la noche. Pero me ha estao contando mi vecina cómo su hijo todos los 14 de julio (aunque ya tiene pelo en pecho y tres churunbeles), se enfurruña sobremanera hasta el punto de que no quiere ver a nadie. Por lo visto se pone profundamente triste.
Lo mismo me pasaba a mí con 14 ó 15 años... Pensar que no iba a poder ver un extrangero hasta el año siguiente se me hacía algo bastante dificil de soportar... Todo el año esperando ver caras nuevas y escuchar conversaciones diferentes para que llegue en un pispás el día 14. Y el 15 , excepto el encierro de la villavesa ( que Tutatis lo tenga en su  gloria) todo normal y corriente. O sea, como siempre. O sea,  aburrimiento mortal.
Sin embargo este año no he visto ni siquiera un triste encierro. Y como que me ha dao igual . Ni fuegos, ni tambores, ni conciertos y lo que es peor : ni ganas . Una charanga... bueno... eso lo he soportao bastante bien. La música siempre alegra el espíritu. Menos la de Leonard Cohen.
Me decía mi vecina, que va a cumplir setenta años la semana que viene y que cada día le apetecía menos Sanfermin, ni viajes , ni vermutes ni borrachos. Que vas cumpliendo años y notas "cómo la vida se te va llevando" cómo " cuanta más edad tienes más rápido pasa todo, y sientes que las fuerzas se te van, y se te llena la cara de  rayas" (como le dice su nieta ). ... Pero lo mejor de todo ha sido la coletilla : " ya verás ... "
Y joder, no es por nada, pero he pensao sin pensar : pobre de mí.
A la par me han entrao un repentino fervor por el santo. Porque los santos hacen milagros, no?. Pues eso ... que he decidido encender una velica en honor al santo a las doce de la noche, para pedirle ( también se lo pediré a Tutatis) que por favor no se me llene la cara de rayas, y que me libre del asqueo en general hasta los setenta por lo menos... Que me noto que voy apuntando maneras y NO PUEDE SER .
Que no quiero volver a entonar el "pobre de mí"  ni bien, ni mal ...                 Amén Jesús.