SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

jueves, 9 de febrero de 2017

EL ENCANTO DE LAS PALABRAS LLANAS

Se me había ocurrido para hacer de hoy un día especial, escribir algo simpático, empático, empírico, policromático , emotivo y letrapléjico.
Pero sólo se me ocurre la frase: adiós, muy buenas.
Que ni siquiera es mía.
Y en honor a la verdad, creo que sólo cumple la última característica.
No sé porqué tengo que tener esta querencia tonta con las esdrújulas. Mas vale que sólo me pasa cuando tengo febrícula, después me meto en cada lío que para qué.
Bueno. Despídome ya, que me acosan los esfínteres y no quiero resultar patética, excéntrica ni demasiado egocéntrica. Aunque sí algo rítmica ...
Lo dicho: adiós , muy buenas. Mañana más, y esperemos que mejor.
Que la Esperanza es verdad que siempre se pierde la última, pero luego, a menudo, también suele ser última en volver.
( Noctámbula debe ser... u ojiplática: una de dos).