SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

viernes, 17 de febrero de 2017

NIEBLA

NIEBLA
Letras impresas en sentimientos, surcan océanos de soledades sin rumbo fijo, sin destino aparente...
Sólo flotan en el aire y se dejan llevar por las corrientes que van y vienen.
Por las mareas, que suben y bajan al antojo de la luna.
A veces se paran en algún paisaje florido.
Otras, en mitad de un desierto cuyas dunas corretean y cambian caprichosamente de forma la nada, que parece muerta, pero está viva.
Un contacto sin piel, que puede que puede erizártela, sin necesidad  de rozarte.
Me veo volando con ellas, y después ya no me veo.
Flores, árboles, pájaros, que como yo, planean en dirección a lugares más cálidos, donde poder crecer, crear y criar, rumbo al horizonte...
Hoy hay niebla. Y todo parece impregnado de una quietud difuminada y fría.
Hoy seré nube pues, y me confundiré con ella...