SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

lunes, 20 de febrero de 2017

REBELIÓN EN EL HUERTO

La zanahoria estaba peleada con la lechuga, porque crecía demasiado y le estaba quitando el sol y los nutrientes.
- Como sigas creciendo, le diré al conejo que te coma esas hojas de lombarda que tienes-
Y ahí se armó la marimorena.

Porque la lechuga le contestó cara nabo, el nabo se puso a llorar...y el calabacín, que nunca soportó ver a éstos afligidos, se encaró con las dos y les dijo que tenían menos cerebro que una berengena.
Ni te quiero contar cómo se puso de morada, parecía casi negra...
Le contestó ella, toda digna:
- cállate, eres un puto cara cardo, y no eres más feo porque entonces serías un espárrago triguero venido a más...-
Se armó tal algarabía, que el agricultor se asomó a la ventana, justo cuando todos los espárragos al unísono cantaban la internacional, ( mas tiesos que un ajo) y los girasoles, que eran los que mejor punto de vista solían tener, intentaban poner algo de orden...
... En cuanto oyeron sus pasos acercarse, se hizo un silencio sepulcral.
Justo en ese instante, todos hubieran querido convertirse en una mala hierba cualquie
ra.