SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

lunes, 22 de febrero de 2016

MÚSICA CELESTIAL

EL vecino de abajo toca" qué será,será.." con la trompeta. Qué majo. Ya casi me ha hecho olvidar las 657 veces que le he oído atentar musicalmente contra " la cucaracha". Tanto, que la pobre ya no puede andar porque se ha quedado hemipléjica de la impresión.
Y es que los instrumentos musicales son preciosos, si. Además en varios aspectos. Estéticamente por su amplia variedad de maderas y metales nobles así como la multiplicidad en sonidos y formas.
Creo que
hasta ahí todos de acuerdo.
Luego viene la interpretación que el músico hace a través de él. Lo que venimos a llamar música. Vale.
Lo que a cualquiera que no esté familiarizado con las diferentes etapas del proceso musical se le escapa, es que desde que el niño pongamos de siete años empieza con las primeras notas hasta que monte su primer grupo y / o los siguientes hay que escucharlo.
Y no sólo eso... Hay que oírlo tocar el instrumento de turno. Bueno no, tocar no. Ensayar repetidamente hasta aprender a tocar que viene a ser una media de cinco a diez años. Según el tesón del ejecutor. Digo del aprendiz.
Lo que tiene de bueno, es que aunque no te guste la canción te la aprendes. Incluso acabas tarareándola a la vez que la tocan.
Y digo todo esto con la intención hacer un sentido homenaje a ... Mí misma y por extensión a quien se sienta aludido, que durante un tiempo largo a la par que indeterminado tuve que soportar estoicamente bajo el mismo techo a una serie de gente sin especificar , estudiando con sus variados instrumentos:
Acordeón, laúd, guitarra, piano, violín, flauta travesera, saxo y batería.
El teléfono sonando todo el rato, la tele a tope y el abuelo sordo.
Y a las seis de la mañana empezaban a rajar a los cerdos en el matadero. Eso sí que era música. Hasta que empezaron a electrocutarlos. Entonces ya no se oía nada.
Total, que ahora lo del vecino este por mal que toque y por mucho que repita, me suena a música celestial.
Lo que viene a significar que a la postre tanta educación satélite musical sirvió para algo.
De hecho llevo años pensando en dejar de comer cerdo
.