SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

lunes, 22 de febrero de 2016

NÉCTAR DE ARCO ÍRIS

Cierro los ojos y me veo perdida en un precioso paisaje al que parece que no perteneciera.
Como si un abismo gigantesco me separara de todo lo que me recuerda quién soy y lo que me costó llegar hasta aquí.
Como si estuviera rellena de infinito.
Vagando como siempre entre escenas costumbristas y autopistas del absurdo y la ilógica aplastante.
En un maremágnum de palabras que por un momento me parecen barreras en vez de puentes.
Veo salir burbujas desde mi alma que ingrávidas traslúcidas y brillantes se desplazan lentas y ligeras hacia arriba hasta explotar y mezclarse con las nubes.
Son néctar de arco iris.
Está lloviendo.
Quizás cuando salga el sol vuelvan a mí transformadas en rayos de colores.
Estaría bien.