SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

sábado, 20 de febrero de 2016

TABLAS

Hoy me he dao cuenta de que puedo llorar de pena. Pero también de felicidad. Total, que me he puesto a llover como una Magdalena. Luego he escuchado un tango. Y entonces me he dao cuenta de que se puede una emocionar con cualquier cosica. Lo cual es una ventaja, pero también un inconveniente.
Así que nada. Porque todo,... sería demasiado.