SOLILOQIOS DE UNA BEASTRUZ PERDIDA EN TERRANOVA

lunes, 22 de febrero de 2016

NIÑOS GRANDES

Si sumáramos todo el tiempo empleado en batallas perdidas de antemano, mas el tiempo perdido en dudar y tener miedo, mas el que entretenemos imaginando situaciones y diálogos perfectos, más el que dedicamos a la impotencia...
Si todo ese tiempo se lo restáramos a una vida, seríamos siempre todos niños. Es lo que pasa.
Y no puede ser.